Cómo afecta la gomosis en los frutales

Los frutales tienen su ciclo de vida. Entre las principales causas de su muerte está el ataque de un hongo denominado Phytophthora, que entra en el árbol a través de heridas, contusiones, o cualquier otra zona sensible, produciendo la gomosis.

Esta enfermedad, muy común en los frutales, puede localizarse fácilmente en su aspecto visual, a causa de una materia gelatinosa o gomosa de un color oscuro, que resuda a través de cualquier agujero u orificio que se encuentre en las ramas o en el tronco del árbol.

La gelatina que se forma en la materia gomosa es una combinación de agua y humedad, la savia y diferentes sustancias que resudan los hongos que han ido penetrando en el interior del tronco y de las ramas de los frutales. Por ello, hay que evitar el contacto de esta resina con aspecto de goma con otros árboles, porque puede contagiarlos de gomosis.

En el caso de que se trate de árboles pequeños y jóvenes, puede realizarse algún tipo de prácticas para intentar curar y restablecer, entre otras cosas porque la gomosis suele localizarse en un estado incipiente. Cuando la enfermedad se manifiesta en ejemplares centenarios, suele ocurrir que ya está demasiado avanzada y el árbol se encuentra en una fase terminal y es irrecuperable.

Causas de la gomosis en el arbol frutal

Entre los factores que pueden dar origen a la gomosis está la presencia de insectos bacterias y los citados hongos. Pero también puede estar relacionada la enfermedad con un exceso de humedad o encharcamiento, un abono insuficiente, injertos realizados de forma inadecuada, generando heridas sin sellar correctamente, por donde después penetrará la infección de la gomosis, un abono insuficiente o inapropiado, etc.

Los árboles que están infectados son reconocibles por su aspecto de decaimiento y su ausencia de vigor generalizado. Cuando esto sucede, las hojas ofrecen en sus nervios centrales lo que se denomina clorosis. Sin embargo, en los primeros pasos de la infección no es sencillo visualizar los síntomas. Será con el paso del tiempo y el avance de la gomosis cuando empiezan a aparecer las exudaciones de la materia gomosas, con una mayor o menor intensidad en función de las condiciones particulares del árbol y también de las medio ambientales.

Cuando la enfermedad ya ha avanzado, los daños pueden ser importantes e incluso letales para la planta o el árbol infectado, pudiendo infectar una rama concretar, o bien rodear el tronco del árbol. En los casos en que la infección de la gomosis esté muy avanzada, no será sencillo evitar que el árbol se seque por completo.

 

Cómo tratar la gomosis en los frutales

Cuando la gomosis surge a causa de una herida en el tronco o en las ramas de los frutales, lo mejor es proceder a efectuar una buena limpieza de la zona y de esas heridas, para erradicar los agentes que las ocasionan y conseguir una buena desinfección de la zona.

Si llevamos a cabo los pasos de tratamiento recomendados y seleccionamos un producto de mercado eficaz, en un breve periodo de tiempo aún permanecerán las hendiduras, ya en forma de cicatriz, pero la materia gomosa ya no resudará. Además, los tejidos del contorno infectado se irán desarrollando cada vez más, con el efecto de cubrir dichas heridas, lo que contribuirá a solucionar la enfermedad.

Fuente: agroptima.com

01
02
03
04
05
06